• Usted está aquí:
 

Noticias de Interés

Un diamante blanco de 118,28 quilates y descripto como “perfecto” fue subastado a precio récord en Hong Kong. Su nuevo dueño desembolsó nada más y nada menos que 30 millones de dólares para quedarse con él.

La piedra preciosa fue adquirida por un postor que participó telefónicamente de la puja organizada por la casa Sotheby’s y que duró tan poco más de seis minutos. Pagó 238,68 millones de dólares hongkoneses. La suma es el equivalente a 30,6 millones estadounidenses). Previamente, se había valuado al diamante en entre 28 y 35 millones.

Bautizado “Magnífico diamante ovalado”, fue encontrado en 2011 en una profunda mina de un país sudafricano, cuyo nombre no fue difundido. En bruto, pesaba 299 quilates.

Sotheby’s lo definió como el diamante perfecto de color D (incoloros) “más grande”. Además, recibió la mayor clasificación de calidad del Instituto Gemológico de América. El hallazgo de piedras de esa especie es muy poco frecuente y suelen alcanzar precios altísimos.

El precio de venta de este diamante superó el récord establecido en una subasta el año pasado, en la que se pagaron 26,7 millones de dólares por un diamante de 101,73 quilates.

Fuente tomada de www.clarin.com